Mercedes-Benz

Cuida tu coche en invierno

04.02.2021

Consejos para cuidar tu coche en invierno
Si realizar un buen mantenimiento del coche es muy importante durante todo el año, en invierno cobra mayor importancia ya que el frío afecta de forma muy negativa al automóvil. Por ello, te vamos a dar una serie de consejos con los que podrás aumentar la vida útil de tu vehículo y evitar problemas de funcionamiento que puedan dejarte tirado en la carretera.
VAHO DEL PARABRISAS
La condensación del aire provoca que los cristales se empañen. Con las bajas temperaturas, el aire no puede contener tanta agua como cuando hace más calor, por lo que esta se condensa y se queda en los cristales del parabrisas. Para desempañarlos de forma rápida, el ingeniero de la NASA Mark Rober propone tres pasos:
· Poner la calefacción al máximo durante unos segundos, lo que hace que el aire atrape la humedad interior.
· Poner en marcha el aire acondicionado, sin que circule el aire interior, para que extraiga esa humedad a través de su sistema de filtrado.
· Abrir un poco las ventanillas, para que entre aire seco del exterior.
Dependiendo de la temperatura exterior, de si está lloviendo o si está nevando, los cristales se desempañarán en pocos segundos o tardará un poco más.
HIELO EN LOS CRISTALES
Lo más eficaz para evitar el hielo en los cristales es colocar un protector, ya sea uno específico, que son baratos y pueden incluir fundas para los retrovisores, una manta o un cartón. Debe colocarse entre las escobillas y el parabrisas y, a poder ser, pillarlo también con las ventanillas laterales para una mayor sujeción. Otras opciones son pulverizar una pequeña disolución de agua y vinagre o restregar una patata, cortada por la mitad, sobre los cristales, pero estos sistemas solo son efectivos si no llueve o nieva.
Si ya hay hielo en los cristales lo mejor es utilizar un rascador de plástico, u otro objeto de plástico furo, como una tarjeta o la carátula de un CD. Para facilitar la tarea, el líquido anticongelante de motor, o alcohol, pueden quitar dureza al hielo. Lo que no debe hacerse es utilizar agua caliente o tibia, ya que el cambio brusco de temperatura puede provocar la rotura del cristal.
CONDUCIR CON FRÍO
Encontrarse cómodo al volante es algo muy importante para conducir con frío, y ya hemos visto la mejor manera de eliminar el vaho de los cristales. Si el vehículo cuenta con asientos calefactables, deben usarse con mesura, activándolos al entrar al coche y apagándolos una vez que se entra en calor. También es importante quitarse la ropa de abrigo, ya que puede proporcionar un exceso de calor, limita la capacidad de movimiento y, en el caso de los guantes, reducen el tacto y la sensibilidad.
Conducir con una temperatura demasiado alta puede producir somnolencia, por lo que es recomendable mantenerla en torno a los 21,5 grados. Además, usar la calefacción no aumenta el consumo del vehículo. El agua caliente del motor es la que utiliza el sistema de climatización, y al volver al motor a una temperatura menor a la que salió ayuda al radiador del motor.