Mercedes-Benz

Comienza la construcción del centro de pruebas de Mercedes

09.03.2021

Centro de pruebas de Mercedes-Benz
Nuevo centro tecnológico “Technikum” para el desarrollo de sistemas de propulsión electrificados y componentes eléctricos de elevado rendimiento.
Al igual que su matriz Mercedes-Benz, Mercedes-AMG avanza en el camino de la electrificación, con la previsión de lanzamientos de nuevos vehículos para este año. Ahora, la marca de coches deportivos y de altas prestaciones da un paso más con la construcción de un centro de pruebas altamente automatizado para el desarrollo de sistemas de propulsión y componentes eléctricos de altas prestaciones. El primer movimiento de tierras para la construcción del nuevo centro tecnológico "Technikum" tuvo lugar el 4 de marzo de 2021. Con ello, AMG invierte en importantes aspectos de futuro y subraya su clara apuesta por la ciudad de Affalterbach.
El nuevo centro tecnológico, con una superficie total de 5.000 metros cuadrados en tres niveles, se levantará entre las calles Benz y Maybach de Affalterbach en 2022. Se trata de una nueva zona de pruebas altamente automatizada para el desarrollo de sistemas de propulsión y componentes eléctricos de alto rendimiento. Con bancos de rodillos para vehículos de tracción total y un banco de pruebas de alto voltaje para baterías, AMG se encamina hacia el futuro. Además, en caso de ser necesario, el edificio permite otras fases de ampliación.
El centro tecnológico “Technikum” de un vistazo
Los bancos de rodillos para vehículos de tracción total ayudan a los ingenieros de Affalterbach a simular las condiciones reales de conducción y del entorno. Los cuatro bujes se conectan a cuatro máquinas de un banco de pruebas que reproduce resistencias de conducción realistas para reproducir características de conducción similares a las de la calle. Uno de los bancos de pruebas está equipado además con una cámara climática/de altitud. Utiliza un vacío para reproducir una altitud de hasta 5.000 metros sobre el nivel del mar a una temperatura de hasta -30 °C. El desarrollador no se sienta en el vehículo durante las pruebas, sino que lo controla desde la sala de operaciones en un proceso automatizado. 
Ya sea a temperaturas árticas o bajo un clima tropical, el banco de pruebas de alto voltaje con cámara climática permite probar las baterías de alto voltaje desarrolladas en la sede de Affalterbach en un rango de temperaturas de entre -40 y +80 °C en un proceso totalmente automatizado. 
Compromiso claro con la sostenibilidad
Con la construcción programada del centro tecnológico, Mercedes-AMG subraya su compromiso con el emplazamiento de Affalterbach y con la sostenibilidad. El objetivo es utilizar una tecnología de construcción y una infraestructura de maquinaria altamente eficiente mediante el uso, por ejemplo, de sistemas de recuperación de calor de última generación y una gran cisterna como almacenamiento de energía. El edificio se calentará en gran parte con el calor residual del propio proceso. Cuando haya exceso de calor, podrá suministrarse a un sistema de calefacción local interconectado.